em_argelia
Embajada de Venezuela en Argelia


LE VENEZUELA REJETTE LA DECISION DU CONSEIL DE L’UNION EUROPEENNE PRETENDANT IMPOSER DES SANCTIONS AU PEUPLE VENEZUELIEN PDF Imprimir E-mail
Escrito por MPPRE   
Jueves, 16 de Noviembre de 2017 08:45

COMUNICADO-OFICIAL600x400-1-1

La République bolivarienne du Venezuela rejette énergiquement la décision du Conseil de l'Union Européenne prétendant imposer des sanctions illégales, absurdes et inefficaces contre le Peuple du Venezuela. En violant ouvertement le Droit international et les principes sacrés de respect de la souveraineté, de l'autodétermination et de non-ingérence dans les affaires intérieures des Etats, stipulés dans la Charte des Nations Unies, les institutions européennes montrent leur regrettable et honteuse subordination aux diktats du gouvernement des Etats-Unis. Suivant la ligne de conduite agressive de Washington, le Conseil Européen justifie ses actions par des arguments calqués sur les documents des sanctions contre le Venezuela et son Peuple prises récemment par l'administration Trump.


Le Conseil Européen prétend en outre convaincre le monde d'un consensus supposé entre Etats membres pour l'adoption de ces mesures hostiles, tandis que la réalité est que les grandes économies européennes ont exercé d'importantes pressions sur le reste des gouvernements et sur les institutions de l'Union Européenne, mettant en évidence les importantes inégalités et l'absence de démocratie interne dans l'«union».
Ce n'est pas une simple coïncidence que le Conseil de l'Union Européenne adopte ces mesures à la veille de la réactivation de la Table de dialogue nationale, en République Dominicaine, annoncée tant par l'Exécutif national que par l'opposition vénézuélienne. Loin de contribuer à la concorde et à la paix au Venezuela, l'Union Européenne a approuvé des décisions hostiles qui n'aboutiront qu'à l'échec du Dialogue national, cherchant à favoriser ceux qui ont provoqué la violence politique, la mort et la destruction comme mécanismes pour accéder au pouvoir par des voies inconstitutionnelles. Il est opportun de rappeler qu'avec l'élection démocratique de l'Assemblée nationale constituante, le Venezuela est retourné à la paix politique et sociale, les élections des gouverneurs des Etats se sont tenues récemment dans une paix totale et le 10 décembre prochain auront lieu les élections municipales, dans le cadre du chronogramme électoral de la démocratie vénézuélienne.

Il faut remarquer que ces prétendues sanctions non seulement constituent une agression contre le Peuple vénézuélien mais aussi contre presque un million d'européens qui ont choisi le Venezuela pour établir leur foyer et qui ont subi directement l'offensive de violence politique et économique provoquée par l'opposition pendant ces derniers mois. L'Union Européenne pose aussi un précédent dangereux dans ses relations avec l'Amérique Latine, en s'arrogeant l'autorité pour sanctionner un pays souverain pour la seule raison que son modèle de démocratie populaire ne correspond pas aux moules élitistes et corporatifs des régimes européens.

Les Peuples du monde et la Communauté internationale doivent savoir que la priorité du Venezuela ne sont pas les armes ni les équipements militaires et que dans l'absolu, cette inefficace opération médiatique et politique affecte notre sécurité intérieure. L'objectif du Gouvernement bolivarien est de préserver la paix nationale par la voie du dialogue et la recherche du développement avec justice sociale, surmontant les problèmes actuels.
A la différence des pays de l'Union Européenne, nous ne cherchons pas à détourner l'attention de problèmes en attaquant d'autres nations. Le Conseil Européen devrait empêcher que, comme cela a été le cas ces derniers jours, l'équipement des (forces de) l'ordre public ne soit utilisé par certains Etats membres pour la répression policière la plus inouïe, dans le but d'éviter le droit sacré de décider et de tenir des élections en démocratie et en paix.

La République bolivarienne du Venezuela réaffirme son inaliénable caractère indépendant et souverain et dénonce ces actes hostiles devant la Communauté internationale. Aucune décision des élites et de la bureaucratie européenne ne parviendra à briser la décision souveraine de notre peuple d'être libre. Le Gouvernement de la République bolivarienne du Venezuela exige à l'Union Européenne de cesser ces actions inamicales et de se démarquer de l'agenda de guerre et intervention du gouvernement des Etats Unis qui tant de dommages a causé à notre pays et au monde. Nous réitérons que le Peuple vénézuélien, fidèle à son héritage de liberté et défenseur de son indépendance, restera ferme face à toute attaque ou menace et que le Gouvernement bolivarien du Venezuela se réserve la prise de décisions dans différents espaces pour garantir la paix et la souveraineté nationale.

Caracas, le 13 novembre 2017

Última actualización el Jueves, 16 de Noviembre de 2017 08:56
 
Venezuela repudia decisión del Consejo de la Unión Europea que pretende imponer sanciones al pueblo venezolano PDF Imprimir E-mail
Escrito por MPPRE   
Martes, 14 de Noviembre de 2017 11:23

COMUNICADO-OFICIAL600x400-1-1

 

La República Bolivariana de Venezuela repudia enérgicamente la decisión del Consejo de la Unión Europea al pretender imponer ilegales, absurdas e ineficaces sanciones contra el Pueblo de Venezuela. Violando descaradamente el Derecho Internacional, y los sagrados principios de respeto a la soberanía, la autodeterminación de los pueblos y la no injerencia en los asuntos internos de los estados, establecidos en la Carta de las Naciones Unidas, las instituciones europeas demuestran su lamentable y vergonzosa subordinación a los dictámenes del gobierno de los Estados Unidos. Siguiendo la agresiva línea de conducta de Washington, el Consejo Europeo justifica sus acciones con argumentos calcados de los documentos sancionatorios que contra Venezuela y su pueblo ha generado recientemente la administración Trump.

El Consejo Europeo pretende además convencer al mundo de un supuesto consenso entre sus Estados miembros para adoptar estas medidas hostiles, cuando la realidad es que las grandes economías europeas ejercieron notables presiones hacia el resto de los gobiernos del bloque y hacia las propias instituciones de la UE, dejando en evidencia las notables desigualdades y ausencia de democracia interna en la "unión".

No es simple coincidencia que el Consejo de la Unión Europea adopte estas acciones ofensivas en vísperas de la reactivación de la Mesa de Diálogo Nacional, en República Dominicana, anunciada, tanto por el Ejecutivo Nacional, como por la oposición venezolana. Lejos de contribuir con la concordia y la paz en Venezuela, la Unión Europea ha aprobado decisiones hostiles que sólo procuran el fracaso del Diálogo Nacional y buscan favorecer a quienes han generado violencia política, muerte y destrucción, como mecanismos para acceder al poder por vías inconstitucionales. Vale recordar que con la elección democrática de la Asamblea Nacional Constituyente, Venezuela ha retornado a la paz política y social, se realizó recientemente y en absoluta paz la elección de Gobernadores de estado, y el próximo 10 de diciembre se realizarán las elecciones municipales, como parte del vigoroso cronograma electoral de la democracia venezolana.

Es de hacer notar que estas pretendidas sanciones no sólo agreden al Pueblo venezolano sino también al casi millón de europeos que escogieron nuestro país como su hogar y que han sufrido directamente los embates de la violencia política y económica generada por la oposición en meses pasados. La Unión Europea establece también un peligroso precedente en las relaciones con América Latina, arrogándose la autoridad para sancionar a un país soberano, sólo porque su modelo de democracia popular no calza en los moldes elitistas y corporativos de los regímenes europeos.

Los Pueblos del mundo y la Comunidad Internacional deben saber que la prioridad de Venezuela no son las armas ni equipos militares, y en lo absoluto esta ineficaz operación mediática y política afecta nuestra seguridad interna. El objetivo del Gobierno Bolivariano es preservar la paz nacional por la vía del diálogo y la búsqueda del desarrollo con justicia social, superando los problemas actuales.

A diferencia de países que integran el bloque europeo, no buscamos desviar la atención de problemas, atacando a otras naciones. El Consejo Europeo debería impedir que, tal como se ha evidenciado en días recientes, el equipamiento de orden público sea utilizado en alguno de sus estados miembros, mediante la más inaudita represión policial, para evitar el sagrado derecho de decidir y a desarrollar procesos electorales en democracia y en paz.

La República Bolivariana de Venezuela reafirma su irrenunciable carácter independiente y soberano, y denuncia estos actos hostiles ante la Comunidad Internacional. Ninguna decisión de élites y burocracias europeas logrará quebrar la decisión soberana de nuestro pueblo de ser libre. El Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela exige a la Unión Europea cesar en sus actuaciones inamistosas y desmarcarse de la agenda belicista e intervencionista del gobierno estadounidense que tanto daño ha hecho a nuestro país y al mundo. Reiteramos que el Pueblo venezolano, fiel a su herencia libertaria y defensor de su independencia, se mantendrá firme frente a cualquier ataque o amenaza y que el Gobierno Bolivariano de Venezuela se reserva la toma de decisiones en distintos ámbitos para garantizar la defensa de la paz y soberanía nacional.

Caracas, 13 de noviembre de 2017

Última actualización el Jueves, 16 de Noviembre de 2017 08:57
 
Venezuela rechaza categóricamente pretendidas sanciones del Gobierno de Canadá PDF Imprimir E-mail
Escrito por MPPRE   
Domingo, 24 de Septiembre de 2017 10:26

COMUNICADO-OFICIAL600x400-1-1

 

La República Bolivariana de Venezuela rechaza categóricamente la decisión del Gobierno de Canadá de pretender imponer ilegales sanciones sobre altos funcionarios del Estado venezolano, en flagrante violación de los propósitos y principios consagrados en la Carta de las Naciones Unidas, de la Carta de la OEA, del derecho internacional, y de las normas que deben regir las relaciones de amistad y cooperación entre los Estados.

Venezuela denuncia ante la comunidad internacional estas medidas inamistosas y hostiles, las cuales vulneran, entre otros, el principio de no intervención en los asuntos internos de los Estados, y las cuales pretenden socavar la paz y la estabilidad social alcanzada en nuestra nación tras la conformación de la Asamblea Nacional Constituyente, así como los continuados esfuerzos adelantados por el Ejecutivo Nacional a favor del diálogo y el entendimiento político entre los distintos sectores que hacen vida en el país. Son medidas sancionatorias destinadas a minar los esfuerzos para entablar, con el apoyo y acompañamiento de miembros de la comunidad internacional, el diálogo entre el gobierno y la oposición venezolana.

El fin de la agresión es desconocer las instituciones del Estado venezolano y continuar apoyando la violencia de los grupos extremistas que el propio gobierno de Canadá ha protegido y promovido en foros internacionales. Una vez lograda la paz con la derrota de los factores violentos, los intereses antinacionales intentan fabricar una crisis desde el exterior. El gobierno de Canadá estableció, el pasado 5 de septiembre de 2017, una aberrante asociación de subordinación al gobierno del Presidente Donald Trump con el fin explicito de derrocar al gobierno constitucional de Venezuela usando como arma política sanciones económicas.

La República Bolivariana de Venezuela, en ejercicio de sus derechos soberanos, repudia las conductas imperiales de los Estados que se creen con poder para violar el derecho internacional y denuncia el falso discurso progresista del gobierno canadiense que se asocia al vocero más retrogrado del supremacismo blanco estadounidense, el cual agrede a la mayoría de los países del hemisferio. Esta decisión del gobierno canadiense, daña profundamente los lazos de amistad y respeto que durante años han guiado las relaciones entre nuestros países y, en consecuencia, considerará todas las medidas necesarias para defender el interés y la soberanía nacional.

 
La República Bolivariana de Venezuela expresa su solidaridad con los Estados Unidos Mexicanos ante sismo de magnitud 7,1 PDF Imprimir E-mail
Escrito por MPPRE   
Jueves, 21 de Septiembre de 2017 09:10

comunicado oficial twitter WEB-e1442240318401

 

El Presidente de la República Bolivariana de Venezuela Nicolás Maduro, en nombre del pueblo y Gobierno de Venezuela, expresa sus más sentidas palabras de solidaridad con el pueblo y Gobierno de los Estados Unidos Mexicanos, por los efectos del sismo de magnitud 7,1 registrado la tarde del martes 19 de septiembre y cuyo epicentro se situó a 12 Kilómetros de la localidad de Axochiapan.

El Gobierno Bolivariano de Venezuela, lamenta este nuevo embate de la naturaleza en tierras mexicanas, que ha causado daños materiales y un gran número de heridos y pérdidas humanas, trayendo hondo pesar y desasosiego a la población.

El Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela acompaña a esa nación hermana en estos momentos de dificultad y expresa su disposición a asistirla en lo que sea necesario, al tiempo que hace votos por la pronta normalización de las áreas afectadas por este movimiento telúrico.

El Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela reafirma sus lazos de amistad y cooperación histórica con el pueblo de Zapata.

Última actualización el Jueves, 21 de Septiembre de 2017 09:19
 
<< Inicio < Prev 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 Próximo > Fin >>

Página 10 de 31

Expose Scroller

IMG_0161 Sans titre IMG-20170212-WA0014 FB_IMG_14868334273636502 FOTO PROYECION PELICULA LA CLASE 02-03-2015 P1020583 FOTO CELBRACION 19 DE ABRIL IV 54b5930f889d8 151326 Presidente Maduro rinde homenaje a los mártires de la Revolución argelina en el Santuario de los Mártires.

Otras Noticias